SCANDIFORNIAN, LO MEJOR DE DOS ESTILOS

Nuestra casa debe tener nuestro ADN en su interior: en el estilo, en las paredes, en los detalles … en todo. Y así me siento como en mi casa, un espacio que transmite lo que somos mi novio y yo y se adapta al estilo de vida que queremos vivir.

 

Un toque cálido para el estilo escandinavo

Me encanta el estilo nórdico, sobre todo su sencillez y funcionalidad, pero hay cosas que no encajan con mi vida. Siento que le falta un toque más cálido.

Inconscientemente, aquí en casa, añadimos detalles tropicales a este estilo, ya que aquí por casa nos apasionan los destinos llenos de palmeras, sol y mar. De la misma manera que nos gustan las texturas naturales, como la madera en tonos claros, el bambú, el mimbre o la paja. Y, inconscientemente, transformamos nuestra casa en un paraíso del estilo Scandifornian, una de las grandes tendencias en decoración del momento.

¿QUÉ es el estilo Scandifornian?

En un muy breve resumen es la unión de lo mejor del estilo escandinavo (Scandinavian) con el estilo de vida californiano (Californian). Donde el minimalismo del norte de Europa estabiliza la forma relajada de la vida californiana y, a su vez, el estilo californiano aporta una energía más cálida al escandinavo, haciéndolo más espontáneo y con un toque bohemio.

 

Los principios básicos del estilo Scandifornian

 

¿Cómo son los espacios Scandifornian?

Las paredes y techos siguen transmitiendo luz y amplitud, siempre pintados en un tono muy claro, preferiblemente nuestro querido blanco. A su vez, el suelo pide madera, de preferencia, también en un tono claro. Esta es la base, que nos recuerda mucho al estilo nórdico clásico, pero es la única forma de mantener bajo control el lado salvaje de California.

Con el espacio amplio y lleno de luz, ahora nos toca llenarlo para lograr el minimalismo bohemio que exige este estilo.

El Scandifornian mezcla la decoración de ambos estilos

Después de tener un espacio amplio y luminoso, es necesario darle vida, pero con control. El mobiliario sigue pidiendo tonos claros, blanco, o madera de tonos claros y líneas sencillas. A esta sencillez mezclamos una u otra pieza sacada del trastero, con un estilo inspirado en los años 70 o mid-century.

El estilo mid-century también es de origen escandinavo, de mediados del siglo XX. Consta de piezas de líneas sencillas, más futuristas para la época, a las que se suma un fuerte aspecto funcional y tecnológico. Uno de los iconos de este estilo es la Tulip Chair de Eero Saarinen creada en 1955.

Además de elementos vintage, el estilo Scandifornian exige, imperativamente, detalles en fibras naturales y textiles que recuerden el boho: alfombras, mantas y cojines de origen étnico; pero por supuesto estos detalles más bohemios no se pueden utilizar de forma abusiva, porque el blanco tiene que seguir siendo el rey y transmitir el minimalismo propio de una casa nórdica.

Para complementar este estilo también es interesante incluir plantas bien verdes, especialmente cactus, para remitir a una zona más desértica.

Es muy importante seguir manteniendo la armonía de los escandinavos, sin grandes notas de color, con una paleta cromática muy uniforme, como pueden ser los tonos tierra, pero siempre con el blanco predominante.

Sin querer, tengo mi casa al estilo Scandifornian y me siento totalmente identificada, ya que soy una persona muy práctica, cuando se trata de la vida en casa, me gustan las cosas sencillas y es fundamental para mí vivir en un ambiente tranquilo y armonioso. Por otro lado, me apasionan las palmeras, las fibras naturales y las plantas. Este es, sin duda, mi estilo de decoración y estilo de vida.

fuente: Pinterest, Revista Ad, El Muble e Nomad Bubbles

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.