HISTÓRIA | HAPPY LOFT

Todos los que me conocen mínimamente saben que soy estéticamente organizada, algunos dicen que tengo TOC (Trastorno Obsesivo Compulsivo). No sé si llego a tanto, creo que la gente es extremadamente desordenada y no puede entender que cada cosa tiene su lugar y todo tiene que combinar para crear un espacio hermoso y armonioso. Supongo que hay varias cosas que estoy tratando de controlar, como: que una ropa no se puede colgar con pinzas de diferentes colores o formas; la posición exacta en la que deben estar las cosas, al nivel del grado más a la izquierda o más a la derecha. Porque sé que me perjudican en el día a día y no me aportan nada positivo (mismo que me encantara que todo estuviera perfecto a mis ojos). Y no digáis que hace falta mucho tiempo para todo esto, hay siempre tiempo desde que seamos organizados.

Todo esto, para decir lo importante que es llegar a casa y sentir que ella nos recibe con una sonrisa. Esta sonrisa para cada uno de nosotros puede ser muchas cosas, en mi caso las cosas tienen que estar en su lugar y haber espacio para respirar (odiooooooo las cosas inútiles y las ventanas que no se abren). Mi casa, es para mí, y creo que para mi pareja (que ya muestra signos de mi TOC leve), un espacio que sonríe cuando llego y me hace sentir cómoda, como si las cosas menos buenas se quedaran fuera. Y esto es muy importante para que nuestra casa sea nuestro oasis.

Encontré una empresa aquí en Barcelona que alquila espacios para eventos o secciones fotográficas. En él encontré un apartamento llamado «Happy Loft», ideal para inspirar a cualquiera que quiera sonreír en su propia casa.

fuente: Bcn Locations

Tags :

Também vai gostar:

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *